La religión me daño…

Si, creo que a esta edad no supero todo lo que me perdí por ser de la religión pentecostal..

Amar a Dios es una cosa, servirle, obedecerle..

Pero negarme ciertas cosas por inventos de alguien… si, me marcaron.

Pienso que si no hubiera sido de esa religión, ni siquiera me hubiera involucrado con el padre de mis hijas, no porque el fuera cristiano, sino porque yo no hubiera estado rebelde…

Cuantas giras me perdí, porque todas mis amigas irian en pantalon? Y yo con aquellas faldas largas… Oh cuantas burlas me hicieron.. Porque no tenia rotitos en las orejas? Siempre me sentí distinta a las otras niñas…

En las fiestecitas de la escuela todos bailaban y yo me iba rápido a mi casa, me daba pereza no poder participar.

Aun de adulta he arrastrado todas esas enseñanzas que me acusaban y yo seguía sin vivir… ya estoy por fin soltándome, probando, disfrutando de todo esto que es nuevo para mi!!

El año que viene cumplo 50!! Me regalare la perforación de mis orejas y un cofre lleno de pantallas de todos los tamaños y colores!!!, si es que me aguanto y no lo hago para la navidad!!! El plan ne tiene mega emocionada

Y el fin de semana de mis cumpleaños, si la pandemia lo permite, quiero pasarlo de hotel… bebiendo y bailando con mi Rubén…

Tuviste una experiencia similar? La religión te tuvo cautiva? Cuéntame de tu liberación…

PD. Mi rebeldia ha sido contra la los dogmas absurdos de la iglesia pentecostal… no contra Dios.

Pecado o fanatismo?…

Hace unos días mi tía materna mayor (84 años) se comunicó conmigo vía telefónica para pedirme que la acompañara al shopping a comprarle ropa a mi otra tía. Esta me indico que quería comprarle algunas piezas de vestir a la tía que le sigue en edad.

En su conversación traia a mi atención que esa tia, el domingo pasado había ido a la iglesia, con una pieza de ropa, que mejores atuendos usaba ella para trapiar en la casa. Y que encima usaba una mascarilla que no combinaba… me rei y le dije que cuando tuviese libre la llevaría.

Esta mañana, antes de vestirme, me pese, pues estoy en plan de rebaja. Como note alguna reducción, me emocione y busque un mahon que tengo allí y que estoy loca por usar, es como un premio. Cuando me lo puse, me entró con facilidad. Al mirarme al espejo me gusto mucho lo que vi. Al ver mi trasero reflejado en el espejo, vi mis pompas algo levantadas. Me encanto aun más… tanto que no me los quite.

Se supone que mi madre seria parte del paseo y mis dos tias… como he dicho anteriormente fui criada en la iglesia pentecostal y usar pantalones en mi familia sigue siendo un pecado casi mortal.

Al llegar a casa de mi madre, no hizo más que verme, me miro con reproche y me indico que ella no nos acompañaría. Se fue a su cuarto y cerró la puerta. Estaba tan contenta con mi pompis que no pensé en nada y me fui a recoger a mis tias.

Al bajarme del carro, entendi que la mirada de reproche de mi madre había sido por mi vestimenta… cuando mis tias me vieron me celebraron pero al verme en mahones, no estaba clara si la cara era de decepción o reproche, o ambas.

Nadie comento nada, me mantuve hablándoles en el camino. Ellas pronto se dejaron llevar y se escuchaban animadas…

Al llegar a la primera tienda mi tia a la que se le iba a comprar la ropa, se me acercó y me dijo “las mujeres decentes no deberían vestir así. Los pantalones son ropa de hombre y las mujeres que los usan solo quieren provocar a los hombres… jamas imagine que tenias esa cosa de atrás tan llamativa, ahora tengo miedo que hasta te quieran tocar eso ahi, que barbaridad, Dios mio! Si llego a saber que vendrias con esas ropas así de provocativa, creo que ni vengo…. No le dije nada y en breves segundos llevaba la conversación en otra dirección.

Aclaei que mi ropa no era provocativa, era un mahon y una camisilla. El pecado estaba en la prenda, no en como me quedaba.

Cuando llegamos a la segunda tienda, buscandole en el rack de las faldas largas… mi tia vuelve a dirigirse a mi “mira nena no quieres que te compre unas de estas? , es para que te quites esa cosa diabólica, el Señor reprenda al diablo. Tu mamá si te vio, ya se porque no vino, debe tener dolor de cabeza”. Me sonrei y le dije, no tienes que comprarme faldas, yo tengo en casa.

Cuando le conté a Rubén y a mi hija la que vive conmigo, ambos me comentaron, solo a ti se te ocurre ponerte un mahon para salir con ellas!!! Pero yo no pensé nada, solo me sentí bien rica!!!

Me encanta sentirme así, creo que eso tiene que ver en parte con mi auto estima. Me siento libre, más confiada y no se si estaré bonita pero me siento bien! Y como si fuera poco, trae como un incentivo adicional que aumenta mi libido, debe ser lo prohibido, no?

Vocación…

Como ya les he mencionado en otras ocasiones, mi hija mayor se mudo con sus abuelos maternos desde que mi papá enfermo, hace 7 años atrás.

Cuando se graduó de escuela superior, mi hija se matriculó en Ingeniería Civil, y como dicen por ahí, no dio pie con bola. Con posterioridad tomó un curso de artes culinarias y como que no y se quedo en la casa cuando finalizo el mismo.

Mientras cuidaba de mi padre en la casa, me dijo que eso era algo que le gustaba y se fue a estudiar técnico geriatrico y aunque estaba contenta y los profesores parecían encantados con ella, se quedó en casa de mis padrespor ya para dos años sin hacer nada que no fuese asistir a mi mamá con el cuidado de mi padre, hasta su fallecimiento, hace casi cuatro meses atras.

El miercoles de la semana pasada su profesora de práctica geriatrica, la llamo ofreciéndole un trabajo en un centro de cuido de ancianos que ella tiene.  Para mi sorpresa mi hija me llamó y me dijo, tengo entrevista mañana, jueves. Cabe señalar que la profesora no era la persona a cargo de las entrevistas. El jueves el entrevistador le envio mensaje para postergar la entrevista para el viernes a las 9:00 de la mañana.

El viernes, a las 8:30 de la mañana, mi hija se persono al lugar, y la persona que estaba allí, le dijo que eso era en otro centro. Acudió al mismo a donde se le indico que allí no era, al llamar al caballero este primero no le contesto y luego envio mensaje en el que le cancelo sin más explicación. En medio de su decepción, vio en fb un anuncio en el que solicitaban un técnico geriatrico, de inmediato llamó, esa misma mañana la entrevistaron y demás esta decirles que fue seleccionada… ella llego contentísima y cuando le pregunte cómo le fue, pues era su primera entrevista, me contesto super bien, aleluya!  Me contó “la dueña del centro sin preguntarme ni el nombre aun,  se presentó y luego me preguntó porque estudiastes Geriatría?  Y yo le contesté mi abuelo padecía alzheimer,  yo cuidaba de él con mi abuela; cuando le enviaron un ama de llaves para cuidar de el, me sentí relegada y  me fui a estudiar geriatria.  Cuando termine no busque trabajo tenia un  abuelo que me necesitaba, cuide de el hasta que Dios lo quiso así, y hoy siento que me hace falta cuidar mis viejos, estoy lista para empezar”. Me dijo que la señora le dijo te voy a enseñar las facilidades y cuales serán tus tareas, sino estuviésemos en pandemia te daría un abrazo!, eso necesito aqui, alguien que les ame y sepa cuidarlos.

No es porque sea mi hija, pero ella tiene vocación y ama los viejitos. En los horarios en que el ama de llaves de mi papá estaba en la casa, ella visitaba mis tias ancianas y cuidaba de ellas. Confio en que le va a ir bien!

Me dijo que a la dueña se le brotaron las lagrimas, miro el resume y le dijo, en mi centro hay muchos viejos esperando por ti…

Libre de dogmas…

En las iglesias hay lo que se llama dogmas y las doctrinas. Muchos piensan que se trata de lo mismo. Para mi se trata de dos cosas diferentes…

Doctrina es la revelación de Dios de una verdad tal como se encuentra en la biblia.  Dogma: es la declaración del hombre con respecto de esa verdad, expresada en un credo.

Los pentecostales tiene 4 doctrinas fundamentales: Cristo sana, salva, bautiza y viene pronto.

Dogmas hay un sin número de ellos, aunque al pasar los años han ido variando. Entre ellos los que le competen a la mujer: como el uso del maquillaje, las prendas y la vestimenta (manguito, ropa corta y pantalon)… diría que esas son las más conocidas, aunque hay un sinnúmero más de ellas…

Yo me crie en un hogar en la que me inculcaron el temor a Dios con ese listado de dogmas extremadamente largo y hoy entiendo que en su mayoría carecian de fundamento.

Muchos a cierta edad se revelaban o así se le llamaban y de repente había casi una transformación tal en la persona que se le dejaba de llamar hermana para decirle mundano y aun peor apostata.

Hoy puedo decir, que tal vez no era rebeldía sino que entraron en conocimiento de cuales son los fundamentos de su creencia y los obstáculos impuesto por un par de extremistas que mal interpretan y educan según han entendido…

Como ya les he narrado, los pantalones no me lucen pero resulta que me gusta llevarlos. Llegue a pensar que se trataba de rebeldía el que quisera llevarlos y lo triste del caso es que pensaba que mi salvación dependia del uso de un pantalón.

Lo cierto es… que de repente decidí empezar a llevarlos… los usaba escondida (cuando iba algún lugar donde no me conocieran)… era un rico y estresante placer que me daba…

Me encantaba llevar ropa deportiva pq dentro de los cristianos ya habían muchos que veian normal el uso de ellos para hacer ejercicios y yo me aprovechaba para tenerlos puestos.

Como ya les he dicho, fui aumentando su uso y si me encontraba con algun pentecostal me sentia abochornada por pecadora, faltandole a mis principios y fallando a la humanidad.

Pero poco a poco mi mentalidad fue cambiando y me empece a sentir más cómoda… hoy tengo un 70% de mi armario compuesto por pantalones… son piezas cómodas, versatiles; simplemente los adoro. Ya no me siento mal con ellos, ya no me importa que piensen los demás al verme con ellos … y lo mejor es que me siento libre!

Poco a poco me he desprendido de las faldas, que dicho sea de paso siempre me han lucido pero a mi edad ya no ofrecen la misma comodidad.

En mi trabajo siempre use faldas en el uniforme y con la pandemia se nos autorizo a no usarlo por lo que todos de repente me ven llegar como un ser extraño cuando llego en pantalón pues son personas con las que no comparto fuera de la oficina… pero aun cuando me miran así yo me siento bien, me siento feliz y no siento que le falto a nadie.

Y para el próximo pedido de uniformes por supuesto que incluiré pantalones… aunque los de trabajo no me parecen tan cómodos, pero si lo haré para darle variedad a mi vestimenta.

Anyway solo quería dejarles un consejo y es que no dejen que dogmas sin fundamento nos cohiban de hacer lo que queremos. Dios nos hizo libres..

Dos semanas eternas..

Una tarde de jueves llego del trabajo a la casa de mi madre y mi hija mayor que vive con ella, sale afuera y de repente me pregunta que si ella se quisiera casar si yo le autorizo? La pregunta me tomó por total sorpresa.

Mi hija mayor suele ilusionarse rápido y desprenderse de los chicos con mucha mas rapidez de la que se ilusiona. Se pasa conectada a las redes sociales y conociendo personas por esos medios. Una vez les conoce personalmente como que se acaba la magia.

Pero esta tarde en particular… luego de haberme hecho esta pregunta, le pregunte si habia alguien? Me respondió que conoció a un muchacho y estaban2 hablando… le pregunte por el nombre que hace dos semanas atrás había comenzado a escuchar. Me dijo que no se trataba de ese… Y pensé cuando paso esto? Hablando de casarse? Me explico que en efecto hablaban hace dos semanas para ser exactos pero que el le había mencionado que tenia 29 años y no estaba para perder tiempo con alguien que no estuviera buscando una relación estable…

Le dije que aunque pensaba que era sumamente precipitado hablar de boda en este momento, igual le respondería. Le dije que ella es mayor de edad y que salvo que pudiera darle mi opinión con relación a tiempo y a la persona seleccionada, si ella decidiera casarse, yo no podría hacer nada para impedirlo.

Me comento que el trabajaba en ornato y mantenimiento para una agencia gubernamental y que por razones de pandemia se encontraba sin trabajar al momento. Que había llegado de los Estados Unidos a principios del mes de febrero y que se vino con piensos de regresar pero que en lo que estaba por acá consiguió ese trabajo para poder ayudar a sus papás con los gastos del hogar.

Al otro día, que era viernes mi madre salio para la iglesia. Aproximadamente a las 8:30 de la noche, recibo una llamada de mi hija y me dice que el joven la había venido a ver… le cuestione de inmediato si mi madre estaba en la casa… mi madre tiene sus reglas. Me dijo que acababa de llegar…

En eso, me entra una llamada de mi madre, en ella me indica que cuando llego mi hija estaba con un desconocido en la entrada abajo de la casa y que eso a ella no le agrado. Mi hija vuelve a llamarme un poco alterada que ella no esta haciendo nada malo.

Finalmente decidí ir allá, las peleas entre ambas suelen subir de tono. Al llegar a la entrada esta un carro estacionado y mi hija hablando con este joven.

Me acerque a ellos y me le presente a el. Le dije que me parecía que las 9 de la noche no me parecía la hora correcta para que un joven con buenas intenciones aparezca a la casa de una joven que no conoce y que vive con una persona mayor … Le añadi también que mi hija vive al subir la cuesta y que el que la viniera a visitar tendría que hacerlo allá. El barrio donde vive mi mamá es de personas mayores, y todos miraban por las ventanas… por lo que señalando hacia las casas le dije a el, eso no es necesario.

Y por ultimo le añadi que podríamos recibirle arriba en cualquier otro dia a una hora más adecuada pero avisando para eso de evitar inconvenientes con mi señora madre.

El se dirigió a mi con respeto y con un tono un tanto de vergüenza, me pidio disculpas y me dijo que yo tenia la razón y que pasaría luego de avisar previamente.

Para el lunes en la tarde mi hija me llamo al trabajo para decirme que el la llamo que le gustaría pasar solo a dejarle un presente, fui bien palca al contestar que aun así debería subir a la casa y que mi hija no bajaría a la entrada. Así se hizo, trajo algo para ella y mi madre me dijo que ni siquiera lo vio…

Aunque ella tiene para 23 años, yo la mantengo, ella no trabaja, así que hay cosas que no permito a pesar de que soy mucho más “open” que mi madre. Dado el caso que ella vive allá, debe seguir las reglas de la casa.

Ese miércoles como el señor que limpia el patio en la casa de mi madre esta convaleciente de una operación y no ha podido podar el patio, mi hija me comento que había hablado con el muchacho y el pasaría esa tarde a limpiar el patio y darle la sorpresa a mi madre. Le aclare que mi madre tiene quien le limpie el patio y que ya mismo probablemente se le pasaba a ella la emoción con ese joven y mi madre no iba a perder esa persona que por tantos años le ha dado el servicio. Anyways, deje el pago para la limpieza. El patio quedo limpio. Al muchacho se le pago.

A la manana siguiente, mi madre me dice que necesita le retire dinero, me estuvo super raro, ese domingo le había sacado dinero y a mi entender no le había dado uso. Yo le hago las compras y pagos o soy quien la lleva hacerlas . Al entregarle el dinero luego de llegar del trabajo le dije que había pasado con el dinero del domino o para que necesitaba tanto dinero en efectivo. Me dijo que el dinero había desaparecido… sorprendida le pregunte, desapareció? De donde? Me indico que del jarrón que esta en la repisa del recibidor de la casa… me pareció sumamente extraño… pensé que tal vez olvido donde los dejo y pronto aparecerían.

El jueves en la tarde mi hija me anunció que saldría con su hermana mayor, al llegar me contó que cuando fue a pagar en el lugar, no tenia $ en su cartera. Ella tenia un billete de $100 desde la pasada navidad en uno de los bolsillos de la wallet. Esto causo que me pusiera en alerta…

Llegado el sábado mi hija mayor me dijo que aquel joven la invito para la playa esa tarde. A mi me cayo super mal la idea. Lo cierto es que me atemorizan este tipo de relaciones sin conocer a las personas y mi hija tras de fantasiosa, es bastante inocente. Le pregunte si sentía segura como para salir con el… si habría alguien más… pensaba en el dinero que había faltado y venían dudas increíbles a mi mente… la realidad es que con la pandemia y la muerte de mi padre, a la casa de mi mamá no va nadie con excepcion de los de la casa. Finalmente le dije que para si quería ir el tendría que hablar conmigo y entonces decidiría…

Aparecio como a las 5 de la tarde, de aquel sábado. Yo estaba fuera de la casa de mi madre, buscando algo en mi vehículo… hubo un fuerte olor extraño que no supe distinguir. De repente vi alguien asomarse cerca de la curva que da al estacionamiento… habia un hombre mal vestido, con un fuerte olor, si, ese que sentí cuando había levantado la vista… no me dio tiempo a pensar mucho, cuando el me dijo señora quería hablar conmigo? Sin lugar a dudas no iba a dar permiso a mi hija para ir con el a ninguna parte y se lo dije. Le dije que no lo conocía y que prefería que se vieran allí. Me dijo que no había problema pero que se iba porque tenia cosas que hacer….

Mi hija no estaba conforme con mi desicion pero la acato. El se fue solo.

Domingo paso por la casa, anuncio que le traería unos dulces y los trajo.

El lunes en el trabajo aproveche para indagar sobre el, tengo un compañero que sw crio en el mismo barrio y le pregunte si lo conocia? Le mostre una foto, al verlo sin que hubiera otra pregunta de mi parte me dijo No, no, no, espero que no sea con tus chicas!, sal de ese paquete. Trate de indagar más pero me dijo conformate con el no.

El martes en la noche me llamo un tío mio de 68 años y me dijo que estaba preocupado… me indico que el presunto amigo de mi hija había aparecido a la casa de una tía mayor mia de 72 años pidiéndole dinero prestado y que ella se lo había dado, me quede en una pieza. Esa tía vive sola y sin vecinos cercanos.

Llame a mi tía y me contó que el había aparecido y sin disimulo alguno le había pedido $20, que ella se asusto tanto que le dio $40 y ahora le asustaba que fuera a pedirle más. Mi tío también me dijo que el vecino de más abajo le conto que el muchacho había ido a la casa del vecino de mi tia y tomo unas cajas de su patio sin autorización. Que el señor tuvo que seguirle hasta el carro para que las bajara porque insistía en llevárselas. Esto era demasiado.

Hable con mi hija… ella me dijo que no sabia que eso había ocurrido y llamo a mi tía para preguntarle si de verdad le fue a pedir dinero… ella se quedo como quien no puede entender. Me dijo que el la había llamado y le dijo que ese día no seria posible verse y apenas hablarse porque tendría que trabajar fuerte y que en todo el dia no supo de el.

Aunque no podía decir que el se robo el dinero del recibidor de la casa de mi madre, fue la única persona que vino ese día a la casa.

No puedo decir que tomo el dinero de la wallet de mi hija, pero el carro no estaba estacionado en la casa, sino en la subida a la casa, con la wallet adentro y el carro abierto, el día qie limpio el patio.

Y ahora le pedía dinero a una desconocida…

Al otro día le comente al compañero de trabajo lo ocurrido… quien me dijo, le dije que que NO compañera, ese tipo no es bueno y enfatizo. Le va a desgraciar la vida a su nena y a usted también.

Finalmente hable con mi hija miercoles en la tarde. Le dije que no recibiría más ese muchacho en la casa y mas fuerte aún, le dije que para seguir viéndole tendría que irse de la casa… ella se veía seriamente decepcionada y me dijo le pareció demasiado atrevido que fuera a pedir dinero en casa de mi tia y que no seguiría viendole pues a esas alturas no le había contado a ella ese incidente. e siento triste porq

No volvi a escuchar nada de el, hasta el próximo domingo cuando mi compañero de trabajo me llamo para preguntarme si había leído la noticia… lo habían encontradomuerto. Al escuchar la noticia me causo una gran tristeza, siempre me perturban estas cosas. Me parecen demasiado fuerte esos finales…. pero di gracias a Dios que libro a mi hija…

5 años en WordPress…

Acabo de recibir una felicitación de WordPress porque estoy cumpliendo 5 años aquí.

Me siento contenta de ser parte de esta comunidad. Es agradable cuando la gente te lee, se identifica o discurre con lo que has escrito, en un marco de respeto.

Gracias a los que me siguen, a los que me leen, a los que me sy a los que lo harán en un futuro.

La mente se protege…

Desde que mi papá perdió la razón, yo perdí todos los recuerdos de el, previos al presente…

En ocasiones me sentaba a buscar algún recuerdo de él, durante mi crecimiento y durante sus últimos días bien… no encontraba ninguno. Todo lo que llegaba a mi memoria sobre él… era en aquella cama que le acompañó durante estos años.

Falleció en la madrugada del 13 de mayo y con su partida me tope con que sus recuerdos ya no estaban en aquella cama… van y vienen múltiples recuerdos hermosos de mi papá.

El velatorio de mi papá

Mi papá murió en plena pandemia. No tenia corona virus, murió a consecuencia del alzheimer.

Al momento de ir a la funeraria, realmente no imagine como seria… pero me tocó y alli estaba.

Estaba como idiotizada, cuando la asistente de la funeraria me pregunto de que color quería la caja, casi pensé que hablaba en otra lengua… luego me llevo a la parte de atrás para escoger el modelo… todo era tan doloroso.

Finalmente me entregó una página con distintos pensamientos y capítulos de la biblia… por un momento encontré consuelo en ellos y opte por el salmo 121. Me dijo que era para la tarjeta de recordatorio, como estamos en pandemia se me entregarían una vez culminará el velatorio. Se me indicó que la capilla abriría por espacio de una hora. Que cada tres minutos podrían entrar cinco personas a su vez, siempre y cuando llevaran mascarilla y guantes.

Así se hizo, algunos familiares y amigos se alegaron a la funeraria. Decidí que entraran de tres en tres para que así mi mamá y mi hermano mayor pudieran permanecer dentro de la capilla todo el tiempo.

A pocos minutos de cumplirse con la hora, le pedí a la dueña de la funeraria si nos permitia al núcleo más cercanos entrar juntos. Amablemente nos dio la autorización y así estuvimos juntos mi mamá, mi hermano mayor su esposa y dos hijos, mis dos hijas, Ruben y yo y una prima hermana nuestra. Hicimos una oración a Dios y dimos gracias por habernos permitido cuidar de nuestro padre durante todo ese tiempo.

Salimos de la capilla y mi papá fue en el carro fúnebre, la pandemia no permite que sea de otra forma, nosotros caminamos al cementerio, en distanciamiento social.

Ya allí solo cinco podrían entrar. Difícil selección. Cuando le había comunicado a mi mamá, esta luego de darle pensamiento me dijo que no quería que ningún nieto se sintiera, aunque entendía que mi hija mayor debería de estar allí, pues fue ella quien vivió con ellos durante todos estos años. Finalmente me dijo que como no quería causar con esto ninguna situacion entendía que lo prudente seria que entrara ella, mi hermano mayor y esposa y Ruben, conmigo.

Luego de hablar con el sepulturero, este accedió a que estarán siete porque le era necesario que entraran varones para ayudarle a bajar la caja.

Así que nuevamente alce mi voz y entraron mi mamá, los cuatro nietos presentes, mi hermano mayor y este amigo que se hizo parte de nuestra familia durante la enfermedad de mi papá.

Yo me quede afuera. Espere porque ellos regresaran y partimos….

Se me fue mi papá…

Tras siete largos años de enfermedad, finalmente falleció mi papá.

Estamos tristes, sentimos dolor, ha quedado un gran vacío en la casa, en nuestro corazón. De igual forma nos sentimos contentos porque hoy mi papà no sufre más; hoy, descansa en paz. Contentos porque tuvimos la oportunidad de cuidar de el, porque Dios nos permitió tenerlo en casa por todos estos años.

Sensaciones…

Que te maltraten físicamente es algo horrible, denigrante, es algo injustificable y cruel. Igual psicologicamente… a parte de los perturbador que es…

Pero sentirse rebuscada es asqueante. Esta sensación que tenia años atrás cuando sabia que alguien invadía mi casa ha vuelto.

Mis ventanas conservan los tornillos que me hicieron poner allí… esto para mi es volver atrás. Repugnante todo esto…