Una pesadilla…

No hubo luna de miel.  Estaba como anesteciada…

Desperté en la madrugada, deseando que todo hubiera sido un mal sueño… Pero no fue asi.  Me habia metido en una pesadilla.

El no estaba en la cama y vi que eran las tres de la manana.  Lo escuché hablar por teléfono en la sala.  Trataba de calmar a alguien que estaba en la otra línea y le dijo finalmente que iría a verla.. supe que habia otra mujer…

Entró al cuarto y yo intente acostarme rápido para que no me viera… Pero ya su mano se habia apropiado de mi rabo y mientras presionaba me preguntaba qué si no me habían enseñado tampoco a no escuchar conversaciones agenas??? 

El dia que me casé…

No hubo traje blanco, ni flores, ni noviecitos…

Fue en una corte.  Los padrinos, el juez y mis padres. 
Si, mis padres estuvieron alli.  Mi madre no paraba de llorar y se fue sin mediar una palabra.  Mi padre nunca me miró.

Habiéndose marchado todos la que no paraba de llorar era yo.  El me llevo hasta el próximo pueblo en carro… Yo lloraba y el maldecia… Y luego de varias vueltas viro a la casa que yo habia comprado.

Era trágico mi panorama… Se habia acabado toda la ilusión que alguna vez pude experimentar… Sólo quería desaparecer…  Pero estaba resuelta a que los pronósticos en tiempo  de duración de aquel matrimonio se derrumbaran…

Esa noche tuve mi primera noche de sexo obligado.  Odiaba tener que estar con el.  Odiaba estar alli.  Quería que lo supiera pero no me atrevía a decirle… Le temía.

Me casé…

Dos noches antes de la boda rompí con esa maldita relación…

Me sentía enferma de los gritos, las amenazas, los chantajes….  Del sexo obligado…

Entonces repentinamente llegó a la casa de mis padres y se armó un revolu… Pensé que la única forma de resarcir los malratos que ya le habia ocasionado a mi familia era irme yo pues pensaba que de lo contrario el seguiría quitandonos la paz a cada rato y obligando a mi familia a meterse en el primer lio de su vida…

Dos dias después me casé.  No veía una alternativa menos dañina para todos y pensé en ese momento que pronto el se cansaria y me dejaría…

Saliendo del juzgado… El me miró fijamente a la cara y me dijo tu familia es mi enemiga, ahora ellos son tus enemigos también, si te les acercas mató la cabrona de tu madre y luego te mato a ti… Esto último lo dijo mientras me apretaba el cuello… Las lágrimas corrían sin control por mis mejillas.  Tenía miedo… Entonces una bofetada seco de un tiro mis lágrimas.  Y me pusieron al tanto de la locura que acababa de cometer. 

Mis sueños de niña…

Soñaba que era feliz.  Habia paz en mi corazón para ese entonces.  Todo a mi alrededor era bueno y bonito. 

Soñaba que me casaba con un hombre bueno y bonito también, y sobretodo que me quería tanto como yo a el.  Que teníamos una casa sencilla pero bonita… Que teníamos hijos y que eran hermosos… Que en ese hogar todo era risas, paz, armonía y felicidad