Sus detalles me matan….

Semana de secretarias!  No soy ya su secretaria.  No tendrìa porque tomarse esa molestia…

Sin embargo, luego de proponerme venir a casa luego del trabajo a la que no pude acceder por mi hija tener una tarea que realizar fuera de casa cuando llegara en la tarde…

Aparecio antes de mi hora de salida al trabajo y me entregò un regalo… nunca deja de desconcertarme… me sorprende a tal extremo que no sè como responder…

La realidad es que estaba ansiosa… llevaba 5 dias sin verlo!  Es demasiado para mi!  Me emociono tanto que no logro manifestar asertivamente lo que siento.. realmente no es el regalo.  Es el detalle!  Es el hecho de que haya pensado en mi… es el de hecho de que este alli… es la transiciòn  entre la agonia y la alegria que me causa el tenerlo frente a mi…

Brevemente hablamos y como buena amante lo invite a mi casa… el dijo que no seria necesario que lo hicieramos… pero es otra cosa que no logro separar…  creo que la etiqueta de amante va unida por obligaciòn a sexo…

La cosa fue que efectivamente nos encontramos poco despues en mi casa… y estuvimos juntos!  Y como siempre que llevo dias sin verlo comienzo a crearme historias nefastas en mi cabeza.. no disfrute los pasados 5 dias y este primer momento vengo y lo daňo con mis peliculas mentales…

Luego de su partida, vi el regalo.  Era un multi porta retratos con un mensaje en el medio que leia “vivir es hacer lo que  amamos”… y en uno de los espacios figuraba una foto de ambos…

Que mucho llore!

Recuerdo, pienso y sueňo con èl…

Como siempre, recordándolo como a cada instante en que no esta presente, enganandome pensando que el me piensa, imaginando que me extrañas, soñando que me quieres y que anhelas estar conmigo

Y si por algûn momento no le recuerdo es porque lo tengo en mis pensamientos y yo solo quiero abrazarlo, besarlo, acariciarlo, muriendo de ganas de estar con èl…

Y si me duermo sueno con el..  para eso de tenerlo cerca de mi haciendome feliz !!!

Amerita una desiciòn…

Estuve munos  aňos esperando que el me dijera un “te amo” que lo sintiera sincero…  que me diera un poco de cariño que no tuviera que pedir, que me hicieras sentir que era importante para èl, pero no lo logrè…

Su constante indiferencia a lo que esperaba o sentia fue lo que recibi.  Nunca fui  prioridad para èl, ni siquiera alguien al que valorò; yo siempre estuve para ęl,  Yo me enamore! Èl se convirtio en mi vida y en todo para mi.

Reconozco que ęl no tenia que hacer mucho para hacerme feliz.  Verlo o escucharlo me elevava alto… Sin embargo, encontro mil formas para romperme el corazón aveces me pregunto si a propòsito.

Por mi bien, se que debo alejarme de èl pues aprendi que alejarse de  personas que no te valoran, que no te aprecian, que no te respetan, que te hacen daño aunque no se percaten de cuanto, … significa quererte a ti mismo.

No es una desiciòn fácil de tomar, porque duele,porque sientes que tu existencia ya no sera igual, porque sientes que renuncias voluntariamente al amor que te regalo alegria y te hizo feliz!!!

Pero no es bueno permanecer con alguien al que ya no le interese tu presencia pues nunca cuenta contigo para nada que no sea sexo, no te acompana, no esta cuando necesitas su atención y sobretodo alguien que podía vivir sin ti, en completa paz…

La fe y el amor…

El concepto fe fue uno que desde que lo escuche la primera  vez… llamo mi atenciòn.

Fe es la certeza de lo que se espera, la convicciòn de lo que no se ve.

Nuestro primer contacto con la palabra fe lo tenemos cuando hablamos de Dios.  Creemos en El sin verle porque nos enseňan a dar por hecho lo que dice la Biblia.

Tanta fue mi fascinaciòn con el concepto que comencè a ejecutar la misma en todas las facetas de mi vida.   Actuaba creyendo con fe que eso que no veia posible podia realizarse… simplemente esperaba y confiaba!!!  Muchas cosas se dieron… otras finalmente terminaba por entender que hay cosas que no dependen de la fe que tengamos sino de personas o ciertas circunstancias.

Pensaba que el amor era como una varita magica que iba cambiando todo a su paso… crei que se trataba en cierta forma de esperar y confiar que las cosas pasarian… pero tristemente el amor no es un acto de fe…  aprendi que la fe sin obra es muerta y que el amor  sin hechos no es amor.