15 de agosto…

Un día un tanto difícil, necesito desahogar mis frustraciones… Hace unos días no dejaba nada por aquí… muchas cosas, luego los pongo al día!

Desperté en los brazos de Rubén! En casa, solitos… hicimos el amor y contrario a lo acostumbrado no desayunamos porque debía ir a realizarme un estudio y el mismo era en ayuna…

Como hace un tiempo no escribía, no saben que Rubén pernocta de dos a tres noches en mi casa durante la semana Laboral. De hecho estaba segura que hoy también lo haría, pues al llegar a casa el martes había traído consigo tres mudas de ropa de trabajo! A mi entender, la del miércoles, la del jueves y la de mañana viernes.

Al salir de la casa, recogí a mi hija mayor y seguí al centro donde se me realizaría el estudio. Fue algo tedioso y no entraré en ese detalle. Pero, estando en la sala de espera una dama luego de advertir a otra de que el resultado de la prueba no le sería favorable, me miró y entre otras cosas me dijo que el día de hoy tenía un secreto para mi y que me sugería no husmear para que no sufriera una decepción! Poco después, la otra dama salió del doctor, lloraba porque en efecto el resultado fue desfavorable.

Salí, de allí, dejé a mi hija y ya llegado el mediodía hablé con Rubén como siempre lo hacemos! Las palabras de la señora volvieron a mi memoria…

En la tarde decidí ir al trabajo, casi a la hora de salida, una de las compañeras anunció que mañana no vendría a trabajar porque era su cumpleaños… entonces pensé y recordé que mi mejor amiga de escuela cumpliría mañana también; el corazón me dio un vuelco.. las palabras de aquella mujer hicieron eco en mi mente…

De repente muchas cosas vinieron a mi mente… la muda que trajo Rubén y que me hizo pensar que sería para el viernes 16; recordé además, que antes de meterme a bañar me había preguntado si hoy estábamos a 15? Y por último vino a mi memoria que al salir del baño, lo encontré recogiendo su ropa…

Me vuelvo a topar con las palabras de la dama… mejor no husmear para no tener decepciones!

Más que husmear, no quiero hacer conjeturas… muchas cosas parecen y no son! Me resisto a dudar de Rubén y a obsesionarme con todo esto!

Ciertamente el amor no crece en la duda, y si el incidente de la dama no hubiera pasado, yo aparte de triste porque Rubén no pernoctaría conmigo, yo estaría tranquila… así que decido estar relajada y viviendo el día a día!