Vocación…

Como ya les he mencionado en otras ocasiones, mi hija mayor se mudo con sus abuelos maternos desde que mi papá enfermo, hace 7 años atrás.

Cuando se graduó de escuela superior, mi hija se matriculó en Ingeniería Civil, y como dicen por ahí, no dio pie con bola. Con posterioridad tomó un curso de artes culinarias y como que no y se quedo en la casa cuando finalizo el mismo.

Mientras cuidaba de mi padre en la casa, me dijo que eso era algo que le gustaba y se fue a estudiar técnico geriatrico y aunque estaba contenta y los profesores parecían encantados con ella, se quedó en casa de mis padrespor ya para dos años sin hacer nada que no fuese asistir a mi mamá con el cuidado de mi padre, hasta su fallecimiento, hace casi cuatro meses atras.

El miercoles de la semana pasada su profesora de práctica geriatrica, la llamo ofreciéndole un trabajo en un centro de cuido de ancianos que ella tiene.  Para mi sorpresa mi hija me llamó y me dijo, tengo entrevista mañana, jueves. Cabe señalar que la profesora no era la persona a cargo de las entrevistas. El jueves el entrevistador le envio mensaje para postergar la entrevista para el viernes a las 9:00 de la mañana.

El viernes, a las 8:30 de la mañana, mi hija se persono al lugar, y la persona que estaba allí, le dijo que eso era en otro centro. Acudió al mismo a donde se le indico que allí no era, al llamar al caballero este primero no le contesto y luego envio mensaje en el que le cancelo sin más explicación. En medio de su decepción, vio en fb un anuncio en el que solicitaban un técnico geriatrico, de inmediato llamó, esa misma mañana la entrevistaron y demás esta decirles que fue seleccionada… ella llego contentísima y cuando le pregunte cómo le fue, pues era su primera entrevista, me contesto super bien, aleluya!  Me contó “la dueña del centro sin preguntarme ni el nombre aun,  se presentó y luego me preguntó porque estudiastes Geriatría?  Y yo le contesté mi abuelo padecía alzheimer,  yo cuidaba de él con mi abuela; cuando le enviaron un ama de llaves para cuidar de el, me sentí relegada y  me fui a estudiar geriatria.  Cuando termine no busque trabajo tenia un  abuelo que me necesitaba, cuide de el hasta que Dios lo quiso así, y hoy siento que me hace falta cuidar mis viejos, estoy lista para empezar”. Me dijo que la señora le dijo te voy a enseñar las facilidades y cuales serán tus tareas, sino estuviésemos en pandemia te daría un abrazo!, eso necesito aqui, alguien que les ame y sepa cuidarlos.

No es porque sea mi hija, pero ella tiene vocación y ama los viejitos. En los horarios en que el ama de llaves de mi papá estaba en la casa, ella visitaba mis tias ancianas y cuidaba de ellas. Confio en que le va a ir bien!

Me dijo que a la dueña se le brotaron las lagrimas, miro el resume y le dijo, en mi centro hay muchos viejos esperando por ti…