Temblo?…

Si, temblo! Coño, otra vez! Aunque estemos seguro que paso, lo preguntamos!

Realmente en mi isla estamos viviendo un momento muy lamentable. Soy del sureste de la isla, y aún aquí vivimos a la expectación, sentimos esos movimientos de tierra que nos quitan el sueño y La Paz.

Pienso en mis vecinos de Ponce a Yauco y paso de la tristeza a la angustia… despertar y tener que salir a la calle corriendo porque temblo y ver atrás y saber que lo perdiste todo… es realmente impactante, fuerte… doloroso. Nuestra gente no solo necesita un techo, necesitan paz emocional y seguridad.

Pienso en los

Sobrevivimos el huracán María! Pero en nada se asemeja… a pesar de haber sido un moustro, uno sabía que llegaría entre hoy y mañana por así decir y que pasado mañana se estaría retirando de nuestro país. Por lo que había que prepararse. Que no nos preparamos para lo que vino? esos son otros 20 pesos, como se dice aquí…

Pero los temblores no se avisan, su magnitud tampoco ni donde será el próximo.

Que nuestra generación no habíamos experimentado esto?… puñeta, no! Ni siquiera imaginamos cómo sería!

Que a pesar de que se nos educa, no se había vivido y la mayoría andábamos de oídos sordos… totalmente cierto!

Lo que si sabemos es que no podemos predecir cuándo vendrán, cuando cesarán, ni si en la próxima nos tocará a nosotros…. es angustioso!

Solo nos queda tener nuestros planes familiares, la mochila lista y confiar en Dios. Muchas oraciones por nosotros!

Masturbarme…

Me gusta masturbarme. Es la mejor manera de decirme “estoy para comerme y quiero disfrutarme entera”; me acaricio, me huelo, me saboreó, me pellizco, me toco tiernamente y en ocasiones con un poco de presión… disfrutando cada una de las caricias que me hago intensamente.

Masturbarme es la manera de liberar mi mente, de conciliar mi sueño, de conocerme, de darme placer…de sentirme más sexy, mas querida y confiada en mi!

Lo puedo hacer acostada en las noches que no puedo dormir… sentada cuando me siento ansiosa para balancear mis emociones… cuando estoy con mi pareja mientras me excito y lo excito a el… y hasta porque se me antoja regañarme un tiempo. Si es así, usualmente lo hago parada… Sí parada, y preferiblemente frente al espejo… verme a mi misma buscando mi propio placer, alcanzando un orgasmo me hace sentir exquisita, me pone súper caliente, me causa una gran satisfacción… es rico verme mientras me doy placer…

Mientras me masturbo simplemente me dejo ir; me revuelco en mi propio placer.. gimo, grito, me toco, me dejó llevar… me desinhibido, no siento vergüenza… me siento libre, me siento feliz!

Nueva etapa…

A tres meses de la partida de mi hija puedo decir “estoy tranquila”. Tengo mis momentos de melancolia pero busco algo que hacer y ya me siento en tiempo.

Ella no se ha acostumbrado pero se acopla a esta nueva etapa… al menos esta más independiente y eso es algo que era necesario para ambas!

Cita con la psicóloga…

En mi más reciente visita a la psicóloga en un momento dado esta me pregunto a que me dedicaría si la agencia para la que trabajo me incapacitara… la pregunta me tomo por total sorpresa pues nunca pensé que esa fuera una de las alternativas evaluadas por mi centro de trabajo…

Lucho con el desconcierto que me causa el imaginarme incapacitada y aunque quiero hacer algo nuevo, emprender con algo que me haga sentir capaz pero libre… no deja de preocuparme lo que pase mañana.

Sueño erótico…

Anoche soñé que estaba con Rubén comiendo en un restaurante, pequeño y oscuro… Las mesas eran chiquitas y estaban pegadas, habían varias personas sentadas junto a nosotros.

Alguien pagó una ronda de cervezas y Rubén me paso una… choque mi botella con la de el, cerré los ojos y me di un sorbo (el siempre lo hace en su primer sorbo), abrí los ojos y lo miré, le pregunté en un susurro “lo hice bien?”… el sonrio y lo vi algo perturbado… me di otro sorbo y sentí un calor invadir mis pezones, el se volteo como a decirme algo al oído y me rozo uno de mis pezones con su camisa, sentí que se me partiría. Casi grito… todos me miraron y yo me ruborise! Intente dominar mis instintos pues había bajado mi mano y le tocaba excitada su entrepierna… alguien gritó “salud” en la mesa y todos chocaban sus botellas, finalmente subí la mía y bebí… era como si el líquido recorriera todo mi cuerpo, y me quemará en deseo… lo besé, y el me respondio con descaro! Luego me puso en cuatro sobre la mesa… todos se habían ido, estábamos solos, la música sonaba al compás de como el se adetrataba en mi… tenía en la boca el sabor dulce amargo de mi intimidad… al salir todos estaban allí como si nada… ya en el carro el me pidio que me tocara mientras me decia “tengo algo más para ti!” Yo me toque y desperté… sudada, tocandome, ardiendo en deseo! Demás esta decirte que me di una rica mojada, bien cabrona!

Nunca había tenido un sueño tan erótico como este…

Nunca me he dado una cerveza con Rubén… estoy deseando saber si será así!

15 de agosto…

Un día un tanto difícil, necesito desahogar mis frustraciones… Hace unos días no dejaba nada por aquí… muchas cosas, luego los pongo al día!

Desperté en los brazos de Rubén! En casa, solitos… hicimos el amor y contrario a lo acostumbrado no desayunamos porque debía ir a realizarme un estudio y el mismo era en ayuna…

Como hace un tiempo no escribía, no saben que Rubén pernocta de dos a tres noches en mi casa durante la semana Laboral. De hecho estaba segura que hoy también lo haría, pues al llegar a casa el martes había traído consigo tres mudas de ropa de trabajo! A mi entender, la del miércoles, la del jueves y la de mañana viernes.

Al salir de la casa, recogí a mi hija mayor y seguí al centro donde se me realizaría el estudio. Fue algo tedioso y no entraré en ese detalle. Pero, estando en la sala de espera una dama luego de advertir a otra de que el resultado de la prueba no le sería favorable, me miró y entre otras cosas me dijo que el día de hoy tenía un secreto para mi y que me sugería no husmear para que no sufriera una decepción! Poco después, la otra dama salió del doctor, lloraba porque en efecto el resultado fue desfavorable.

Salí, de allí, dejé a mi hija y ya llegado el mediodía hablé con Rubén como siempre lo hacemos! Las palabras de la señora volvieron a mi memoria…

En la tarde decidí ir al trabajo, casi a la hora de salida, una de las compañeras anunció que mañana no vendría a trabajar porque era su cumpleaños… entonces pensé y recordé que mi mejor amiga de escuela cumpliría mañana también; el corazón me dio un vuelco.. las palabras de aquella mujer hicieron eco en mi mente…

De repente muchas cosas vinieron a mi mente… la muda que trajo Rubén y que me hizo pensar que sería para el viernes 16; recordé además, que antes de meterme a bañar me había preguntado si hoy estábamos a 15? Y por último vino a mi memoria que al salir del baño, lo encontré recogiendo su ropa…

Me vuelvo a topar con las palabras de la dama… mejor no husmear para no tener decepciones!

Más que husmear, no quiero hacer conjeturas… muchas cosas parecen y no son! Me resisto a dudar de Rubén y a obsesionarme con todo esto!

Ciertamente el amor no crece en la duda, y si el incidente de la dama no hubiera pasado, yo aparte de triste porque Rubén no pernoctaría conmigo, yo estaría tranquila… así que decido estar relajada y viviendo el día a día!

Cumpleaños…

Mi hija menor cumplía sus veinte años y yo quería celebrárselos! Luego de dialogarlo con ella, llegamos a ciertos acuerdos y aceptó que hiciera la fiesta. Es la primera vez que le celebraría uno fuera de la casa y con invitados, aunque todos serían de la familia…

Aunque en cada una de la fecha de sus cumpleaños le compre un bizcocho, nunca fue un momento grato para ella. Supongo que debido a ciertos eventos ocurridos de pequeña con relación a dicha festividad. Otra cicatriz difícil de sanar…

Puse mucho esmero en cada uno de los detalles, quería algo especial para ella. Mi hija se merecía que así fuera!

Prepare todo en casa, a mano; y hasta ella se animó ayudarme! Haría el cumpleaños en la casa de mi señora madre pues era la única forma que tenía para que ella pudiera asistir.

Aparte de la familia solo invitamos a Rubén, sus niñas le acompañarían pues ese fin de semana ellas estarían con el! Era esa primera vez que pisaría el hogar de mi madre y en la que mi familia finalmente conocerían a Rubén!

Cuando llegó, estaba ansiosa, no nerviosa! Sentía una emoción bien grande, casi indescriptible! Y me sentía feliz! Luego de las presentaciones, mi madre aunque lo ignoro, se porto bien… no se salió de la fiesta, no cambio de humor…

mi hija disfruto su cumpleaños y aunque dentro de los acuerdos estaba que no se cantaría fue ella quien vino y me dijo, “vamos a cantar cumpleaños que quiero comer bizcocho”!!! Se retrató con todos en la fiesta, incluso con Rubén y conmigo!

Se que para ella ha sido su mejor cumpleaños y yo me siento feliz por eso!