Que opina usted?

Las conocí hace tres meses y desde aquella ocasión, en que a mi entender todo salió bien! (Post muchas emociones juntas… https://loveruben.wordpress.com/2018/07/09/muchas-emociones-juntas/). No hemos vuelto a tener contacto alguno.

Y cuando siento que todo está marchando normal, de repente el tendrá bajo su cuido a sus hijas y te imaginas no solo que no lo veras durante esos días sino que no recibirás una llamada más de el, mientras este con ellas; y en efecto así fue…

Son muchas las cosas que me ponen a pensar… (post La foto https://loveruben.wordpress.com/2018/05/24/el-engano-de-la-foto/)

Anuncios

La llegada de los 40…

No tengo 40, ya hace un ratito los pase!

Pero llegar a los 40 era algo a lo que le tenia temia!!! No era a los 30 ni siquiera a los 50, que pudiera ser de alguna manera más comprensible… todo lo malo a mi entender, comenzaría a ocurriría a partir de la llegada de estos. Tanto hombres como mujeres debemos de asimilar los cambios a los que nos tendremos que enfrentar!

Como si el cuerpo supiera que había llegado a ellos, mi vista comenzó a fallar… ahora uso espejuelos! Y Mira que me costo aceptar que tenía que ponérmelos. Nunca olvidare como en la escuela elemental le llamaban a los que los llevaban “4 ojos” y yo no quería ser uno de ellos!

Y ni hablar del peso.. este se descontrolo, perdí la figura que sin ningún esfuerzo había tenido siempre… rebajar una onza se ha vuelto un suplicio y aun mantener el mismo. He probado multiples dietas y no veo resultados.

Llego el inevitable Agotamiento físico. Se han hecho obligatorioas las horas de descanso por que muy activo que me encuentre, hacer cualquier actividad que no corresponda a mi edad, requerirá de mi un mayor esfuerzo.

Las arrugas comienzan a dar paso y me parece que no son tan graves como las imagine! Las canas dan sus primeras señales… aveces difíciles de peinar, y en ocasiones ocultarlas requiere mucho seguimiento!

También es cierto que es una hermosa etapa! En la que nuestros días de agotamiento van bajando su intensidad, y nos podemos dedicar más tiempo. Nuestras preocupaciones son otras y ya pocas pocas nos afanan. Las experiencias de vida nos han enseñado ha ver y actuar de otra manera. A esta edad estamos más que consientes de que la vida no terminó sino que la podemos vivir desde otra perspectiva…

Como amantes….

Ayer se hacía una semana en la que no veía a Rubén! Ha estado de papá full desde el jueves pasado.

Después que conocí sus hijas no hemos vuelto a interactuar de forma alguna. Realmente no me he atrevido a dar nuevamente ese paso. Hace unas semanas le comenté a Rubén que le debía una salida a sus chicas pero no me dijo nada y yo no he querido sentir que me pasó de la raya!

Tenía una cita medica y previo a subir a la misma le envié un mensaje a Rubén en el que le decía que si era factible para el podría al salir de mi cita pasar almorzar con el, cerca de su trabajo!

Ya en la cita, empece a ver difícil el que pudiéramos almorzar juntos pues la cosa iba con retraso. Finalmente Rubén me dijo que llegaría a un punto medio para ambos y así hicimos!

Lo cite a un restaurante que hace unos 24 años atrás acostumbraba ir con unas primas! Lo recordaba como un lugar donde se come bien a un precio razonable…

Llovía cuando llegamos al lugar, aunque en nuestros respectivos vehículos llegamos al mismo tiempo! A mi corazón le dio un vuelco de emoción tan solo con ver su carro frente al mío! Me puse nerviosa, me costo varios segundos recobrar mi compostura… finalmente me baje con sombrilla en mano y fui en su búsqueda!

Sentía su olor, su grandeza y las cosquillas recorrían mi espalda! Deje a Rubén bajo techo mientras viraba a mi vehículo apagar las luces que sin querer deje encendidas y devuelta aproveche para ver si lograba captar que el se sintiera igual!

El sitio sigue siendo tan espectacular como lo recuerdo, solo que más grande y algunos cambios que fueron necesarios por el pasar del tiempo! Rubén y yo nos sentamos… y yo con tristeza meditaba que toda esa emoción que yo experimentaba no parecía ser la misma que sentía el! El parecía enfrascado en sus pensamientos y en su celular. De repente recibí un mensaje de texto de el que leía “contento de verte”! Una chispa de emoción hizo que todo cambiara en mi.

Ya en el postre, Rubén me pregunto si quería hacer algo más o si ya me regresaba a mi casa! Era una pregunta que hace mucho no me hacía… conteste como sabía que el quería y como yo deseaba! Y lo invité a un motel cercano!

Un derroche de pasión dio final a nuestro encuentro! Recordé una de tantas ocasiones en que nos vimos a escondidas!

Postergar lo impostergable…

En un continuo postergar por no querer tener que enfrentarme a ciertas cosas, no había sacado mi cita con la psiquiatra, luego de que perdiera mi cita por un olvido…

La semana pasada, en un momento en que había salido de mi escritorio, llego una persona que conozco a examinar unos documentos; la compañera que lo atendió, lo sentó en mi escritorio. Cuando llegue lo encontré allí sentado, el levantó la mirada y me pregunto si ese era mi escritorio… guarde silencio y entonces entendí que debía retomar mis citas…

Aclare las fotos porque tienen información sensitiva, pero en cada una de ella anotó las instrucciones de las distintas tareas que debo realizar diariamente… obvio porque se me olvidan cada día más cosas.

La situación me resulto incómoda! Me parece común que mis compañeros de trabajo vean eso ahí, pero el que lo viera alguien de afuera me hizo sentir avergonzada!

La actitud!…

Una actitud buena, puede lograr mejores actitudes en los demás…

Trabajo en una agencia que brinda servicios al público. Las personas que acuden a la ventanilla de mi oficina en un 90% vienen cargados por un problema que se le ha presentado y los tiene agobiados.

En su mayoría llegan desesperados, frustrados y exigiendo una solución, que en un sinnúmero de ocasiones se nos hace imposible poderle ofrecer.

Me he encontrado con que si le sonrió, le saludo dulcemente y me pongo a su disposición, su grado de hostilidad se reduce enormemente. He notado también que si le escucho con atención y soy empatía con la persona , su molestia disminuye, aún cuando no le pueda resolver… y si a eso le añadimos que le damos las razones por las que no les podré ayudar y le ofrezco las posibles alternativas que tiene, la persona no solo se siente atendida sino que se va satisfecha.

Seamos empaticos y solidarios con los demás; recordemos que la blanda respuesta apacigua la ira.

Durmiendo con el enemigo!..

Si, es el título de una reconocida película protagonizada por Julia Roberts, y la cruda realidad de muchas mujeres… podríamos añadir el secreto de algunos hombres…

Ciertamente los pensamientos que vienen a mi mente al escuchar la frase “sleeping with the enemy” que traducido al español es “durmiendo con el enemigo”, ninguno es positivo! Y estoy segura que los que vienen a la tuya que me lees, tampoco lo son!

La realidad es que cuando uno ve la película puede pensar que es algo exagerado pero lamentablemente no lo es… Así vivía yo! Atemorizada, angustiada, con la incertidumbre de cómo la pasaría con posterioridad a la llegada del padre de mis hijas a la casa!

Mucho antes de que se acercara la hora de el llegar a casa me sentía intranquila y a la expectación de que panorama me esperaría! Empezaba a prepararme para evitar que algo pudiera disgustarle, raras veces lo lograba, trataba de que todo luciera en orden y a su forma!

Pero igual en un centenar de ocasiones su plato de comida terminaba pegado a la pared del pasillo… en ocasiones estaba muy caliente, en otras frio; o ya habían pasado las 6:45 que era la hora que el había designado para comer, así me hubiera pasado por dos minutos!

Era una obsesión con que todo estuviera impecable sin el tener que mover un solo dedo! Si abría la puerta del gabinete de cocina, todas las etiquetas debían de quedar de frente, por marca y estatura; en las gavetas del gavetero en el cuarto, todo doblado y clasificado por pieza, de la misma forma en el closet… el color de cada gancho representaba una pieza distinta y se debían de clasificar ( suéter en gancho verde y si habían tres suéter negros debían ir uno tras el otro).

Realmente sus palabra eran orden! Una vez me dio la primera bofetada y le demostré mi miedo, me convertí en su exclava! No me atrevía a mover un dedo sin su consentimiento!

Cuando mi hermano mayor se caso el no permitía que me relacionara con mi familia y yo fielmente no me atrevía ni siquiera a realizar una llamada telefónica en su ausencia. Le tenía un miedo absurdo e irracional!

Al llegar la invitación de la boda, gritaba que le habían faltado el respeto y que yo no debí permitir que eso ocurriera… fue un mes largo, en espera de que llegara ese día para ver si terminaba esa pelea!

En las noches metía un cuchillo debajo del mattre, nunca me atreví a sacarlo pero me hacía bien pensar que estaba allí por si lo llegaba a necesitar! Nunca olvidare aquella sensación y el ahogo y la presión que se siente tener tu enemigo al lado!

Somos seres libres! Que nadie nos perturbe La Paz!