Durmiendo con el enemigo!..

Si, es el título de una reconocida película protagonizada por Julia Roberts, y la cruda realidad de muchas mujeres… podríamos añadir el secreto de algunos hombres…

Ciertamente los pensamientos que vienen a mi mente al escuchar la frase “sleeping with the enemy” que traducido al español es “durmiendo con el enemigo”, ninguno es positivo! Y estoy segura que los que vienen a la tuya que me lees, tampoco lo son!

La realidad es que cuando uno ve la película puede pensar que es algo exagerado pero lamentablemente no lo es… Así vivía yo! Atemorizada, angustiada, con la incertidumbre de cómo la pasaría con posterioridad a la llegada del padre de mis hijas a la casa!

Mucho antes de que se acercara la hora de el llegar a casa me sentía intranquila y a la expectación de que panorama me esperaría! Empezaba a prepararme para evitar que algo pudiera disgustarle, raras veces lo lograba, trataba de que todo luciera en orden y a su forma!

Pero igual en un centenar de ocasiones su plato de comida terminaba pegado a la pared del pasillo… en ocasiones estaba muy caliente, en otras frio; o ya habían pasado las 6:45 que era la hora que el había designado para comer, así me hubiera pasado por dos minutos!

Era una obsesión con que todo estuviera impecable sin el tener que mover un solo dedo! Si abría la puerta del gabinete de cocina, todas las etiquetas debían de quedar de frente, por marca y estatura; en las gavetas del gavetero en el cuarto, todo doblado y clasificado por pieza, de la misma forma en el closet… el color de cada gancho representaba una pieza distinta y se debían de clasificar ( suéter en gancho verde y si habían tres suéter negros debían ir uno tras el otro).

Realmente sus palabra eran orden! Una vez me dio la primera bofetada y le demostré mi miedo, me convertí en su exclava! No me atrevía a mover un dedo sin su consentimiento!

Cuando mi hermano mayor se caso el no permitía que me relacionara con mi familia y yo fielmente no me atrevía ni siquiera a realizar una llamada telefónica en su ausencia. Le tenía un miedo absurdo e irracional!

Al llegar la invitación de la boda, gritaba que le habían faltado el respeto y que yo no debí permitir que eso ocurriera… fue un mes largo, en espera de que llegara ese día para ver si terminaba esa pelea!

En las noches metía un cuchillo debajo del mattre, nunca me atreví a sacarlo pero me hacía bien pensar que estaba allí por si lo llegaba a necesitar! Nunca olvidare aquella sensación y el ahogo y la presión que se siente tener tu enemigo al lado!

Somos seres libres! Que nadie nos perturbe La Paz!

Anuncios

Después nos ? porque…

Con la llegada de mis sobrinos a pasar sus vacaciones en Puerto Rico, muchos de sus amiguitos de colegio y algunos de la familia se allegaron a la casa de mi madre a pasar un rato con ellos.

Un hijo de una prima mía, llego tres dias después de su llegada a la casa de mi madre, donde estos estarían pernoctando durante su estadía en la isla para compartir y jugar con ellos.

Se trata de un adolescente de 15 años al igual que mi sobrino, el mayor de los dos recién llegados! Por invitación de mi sobrino se quedó a pernoctar también en la casa de mi madre! Inclusive en mi paseo al charco azul del que ya les hable, el estuvo presente! Estuvo quedándose a dormir en la casa de mi madre por una semana, o sea 7 días!

Mi prima vive a menos de 4 Minutos en auto de la casa de mi madre, y tal vez a unos 10 minutos a pie. Durante estos días el chico me pidió por lo menos en 4 ocasiones que le llevará a su casa para ver a su mamá. En ninguna de las ocasiones la encontramos en su casa! El último día que se quedó me dijo que no era que el no había visto a su mamá en esos días sino que ella ni siquiera lo había llamado! Eso a mi me tocó el corazón!

Wow! No sé que nos pasa? Quince años! Mi hija mayor tiene 21 años y yo sigo procurando por ella y atenta a que las cosas funcionen bien para ella! me resulta conmovedor que a esa edad que yo lo sigo considerando casi un nene, el aún quiera ir a ver a su mamá a pesar de que ella esté ausente!

Creo que en todas las ocasiones que no la encontramos yo sentí más tristeza que el!

Triste despedida…

Estaba frente a mi casa cuando se detuvo el carro de mi prima, ella llevaba los ojos cristalinos e hinchados, evidentemente habia llorado mucho.  Mi tio quien iba a su lado, en el asiento del pasajero, tambien lloraba… atras los dos nenes de de la hija de mi prima sentados al lado de su mamá.  

Al verlos asi, pregunte, que paso?… mi prima comenzó a llorar, como quien ha estado intentando contenerse… entonces pregunte, se van?  Mi corazón dio un vuelco y busque la mirada de la hija de mi prima quien consentia con la cabeza mientras las lagrimas corrian por sus mejillas.

Abrí la puerta de atras del carro y bese a su nena de apenas dos años, quien permanecia indiferente a lo que ocurria… entónces su nene, de siete años se arreguindo de mi cuello mientras me abrazaba sus lagrimas mojaban mi piel y entrecortadamente me decia “no me quiero ir, te voy a extrañar”… no pude contenerme y comencé a llorar… el nene no me soltaba y seguia apretado a mi mientras lloraba sin poderse controlar.

Cuando pude separame, la abrace a ella… estaba fragil.  Su cara estaba totalmente enrojecida y casi desfigurada de tanto llorar… nos apretamos fuerte y le dije que la queria y que siempre podría contar conmigo… 

Vi el carro hasta que desaparecio de mi vista con mucha tristeza y un agudo dolor en el pecho quedo en mi, esto sin mencionar la sensación de vacio que dejan las personas que amamos cuando se apartan de nuestro lado.

Su partida me dejaba un poco descompensada… ella huia con sus dos hijos a otro pais.  El papá de sus hijos quien esta cumpliendo una probatoria por violencia doméstica hacia tres noches atras la habia vuelto agredir y la habia amenzado con matar sus dos niños si lo acusaba, asegurandole que cuando estuviera preso, la enviaria a matar.

No era la salida correcta, pero la entiendo.  Sé de propio conocimiento como un miedo irracional te limita actuar.  

Tras ocho años de haber sido una victima de la violencia doméstica sentia que la única alternativa que le quedaba era irse lejos donde el miedo no la volviera hacer flaquear y volver con un tipo que no es otra cosa que una bomba de tiempo…

Cuando las personas se van del pais por la falta de trabajo, me parece triste.  Pero cuando tienes que abandonar tu pais de un dia para otro y dejar todo lo que has luchado por tener por una causa como esta.. duele!  

Debemos de solodarizarnos con esta causa.  Yo tampoco sali de la forma mas apropiada.  El maltrato se castiga.  No podemos quedarnos callados.  

Cosas de religión…

Provengo de un hogar donde mi madre siempre fue la figura fuerte de la casa.. era la que regañaba,  castigaba y pegaba…

Ella asistía a la iglesia protestante y nos llevaba, (digo,  me llevaba a mi, los varones se quedaban en casa con mi padre que no Asistía a la iglesia)…  La iglesia pentecostal, donde las reglas no tienen fin, pero predican la libertad…  no abundó en eso porque ya lo hice en otro post…

Que hay que cumplir con los diez mandamientos y con mil reglas mas… que sino te cortes el pelo, que sino te afeites las piernas, que sino te saques las cejas, que sino te pintes el pelo, y que no te lo recortes, que sino te maquilles, que no use manguillos, que el traje no puede ir ceñido, ahh y nada de escotes, que no uses pantallas ni collares (pero si sortijas y relojes, cual será la puta diferencia?), que no uses pantalones, que las faldas sean largas… que no bailes, que no bebas, que ir al cine es pecado, y al parque de pelota tambien… y si se te escapaba un coño o un carajo… ay padre!!!! No te quedaban dientes en la boca…  menos mal que los últimos años  han reducido sus reglas porque de lo contrario hubieran quebrado…

Eso sí contar que si bien la biblia establece el matrimonio y la familia como la institución perfecta y yo entiendo que es asi…  

Existen las parejas que finalmente fracasan en su convivencia pero te enseñaron que hay que someterse al esposo, que el matrimonio es para toda la vida (y aunque así debiera ser… hay excepciones a esa regla), “que hay que confiar y esperar en oración porque las cosas cambien”…  y si te divorcias… eyyy a cerrar las piernas… nada de másturbación, (y hasta en tu intimidad matrimonial se metian diciendo que el sexo oral y anal son pecado) y lo que te espera es abstinencia total… pero coges puños y te dicen que Dios es excelente sanando heridas y restaurando corazones  y no lo dudo, pero porque aguantar??

Pero finalmente eso aprendi… eso me enseñaron y ahí llevo en mi memoria cuantas malas experiencias y desgraciados recuerdos, que aún pesan

Admito que para ese entonces yo lo veia normal no sólo porque fue lo que me enseñaron sino porque toda mi familia materna estaba en esta y pasaba mi tiempo con ellos porque éramos un monton… 

Algunas de mis primas se revelaban y a escondidas en la escuela intercambiaban meriendas por maquillajes y se doblaban la falda en la cintura.. no perdian la oportunidad de decir “malas palabras” y se hacían collares de lo que fuese… por favor, no será esto una forma de maltrato?? 

Y por si era poco las reglas de mi casa… andaba vestida como monja 24/7, con la cara lavada y las patas peluas y a los quince años vino una cabrona a decirme que afeitarse las axilas y ponerme perfume era vanidad… 

Entre las reglas del hogar había que estudiar antes de enamorarse y todos los chicos eran malos, menos mal que para ese entonces no me gustaba ninguno.  Pero aun los chicos que asistían a la misma iglesia eran “mundanos” y según mi madre “estaban allí obligados”…

Y me revele… un poco tarde pero lo hice… y me fue mal.. tal fue mi suerte que me case con un hombre que aunque decía que era ateo.. que mucho le gustaban las reglas de los pentecostales,  acompañadas por las  que tenia en el hogar ni decir, era de locos… con excepcion de que podía ir al cine, obvio que acompañada por el y a ver la película que el quisiera… que no tenia que escuchar música sacra pero la que a él se le antojara…  que estableció un  horarios para todo, incluyendo el de yo dormir…

Aun mi madre le gusta aún tratar de dominar y controlar… pero se le fue la guagua…

Finalmente… Hoy soy libre. Y cuando alguien se me quiere imponer… stop!! 

Un mensaje de texto destapó la olla…

Mientras hacía compras de última hora para la llegada de la navidad…

Mi hija jugaba con mi celular leyendo en voz alta algunos nombres de contactos y mensajes de texto…

En un momento dado leyó este mensaje que aunque era un mensaje que no decía nada, no era el mensaje que se recibe de un supervisor en un dia común…

Ese señor que habia ideado el viaje al shooping y que para ir a sus últimas compras navideñas junto a sus hijas… aún era mi esposo.  Tomo el celular en sus manos y me advirtió mientras se proponía aloe de la tienda que quería una explicación.

Estaba totalmente descompuesta… Llevaba alrededor de un año sin recibir golpes.  El como parte de su trabajo habia ido a un seminario sobre violencia doméstica que según el le habia cambiado la existencia.  Durante ese último año, su presencia en mi casa habia sido mínima…

Ahora, temía a los golpes, mis niñas estaban presentes, temía por seguridad y la mia… Y el e las habia llevado con el al vehículo…

El camino a la casa parecía eterno… El aceleraba sin control, frenaba de cantazo, y gritaba que quería escuchar la explicación y me advertía que no saldría viva de esta si confirmaba su sospecha.  Mis hijas lloraban a la parte de atrás del carro…

Al llegar a la casa me tomo del pelo y me arrastró al cuarto.  Mis hijas me llamaban, le suplique que las dejará llamar a mis padres para que se fueran con ellos.  Me dijo que no.  Les pego a ambas y las nvio de castigo a sus respectivos cuartos… Sentía temor por ellas.  Pero era el momento de que terminará este tormento.  Le pedí que me permitiera hablarles y me dijo que no.  Entonces cerró la puerta del cuarto y se quitó la correa y me la puso en el cuello y me dijo quiero escuchar la explicación…

-tienes algo con tu jefe?? 

Le dije que si.  Ya nada importaba, yo habia sido feliz durante esos momentos en los brazos de aquel hombre que hoy era mi amante.  Confiaba en que mis padres harían buen cuidó de mis hijas y que pudieran recuperarse de aquel dano emocional… pero no quería más aquella existencia de miedo, angustia, tristeza y dolor.  Y si la libertad era la muerte… Pues bienvenida… Me encomende a Dios en silencio y confese…

Finalmente aquello no era más que la consecuencia de lo que habia hecho.  Y eso hay que asumirlo.

El maltrato es un ciclo…

Tantas cosas que constituyen el maltrato… expresiones, gestos, miradas, la privacion de descanso, de libertad,  y el obligarte a mantener relaciones cuando tu no lo deseas.   El maltrato no es sólo golpes físicos… Y los daños emocionales pueden ser peor que los golpes físicos…

Salir de ese círculo es difícil.  Creo q soy de las mujeres que más flores ha recibido…Me pegaba, me empujaba, me alterraba y me descomponia en un abrir y cerrar de ojos,  me hablaba malo, me intimidaba hasta su presencia y en las noches que se le antojaba… Y luego las flores, no creo que lo hiciera por mi.  El sabía que tenía dominio sobre mi porque le tenía miedo… Pero le interesaba la opinión pública.  Todos lo creían tan maravilloso..

Buscando parar el círculo…

Le tenía terror a los golpes… Pensaba que alguno de ellos me pudiera dañar o terminar con mi vida.

Quería complacerlo, hacer cuanto estuviese a mi alcance para que no me pegara… No quería que mi hija tuviera que ver aquello…

Pasaba horas manteniendo las cosas en su sitio y siempre se me escapa un detalle…. Ese que subía tonos, cerraba puños y que me agredía con tan sólo imaginarlos…