El problema de otro…

Irónicamente el problema de otro para nosotros ni siquiera es un problema…

Y si nos llegará a pasar la situación que tiene ese otro ya lo tuviésemos resuelto…

Hasta que el problema de otro se vuelve el nuestro y entonces nos percatamos de que no era tan fácil salir de el… o nos damos cuenta que nuestra situación es semejante a la del otro e igual esta sin resolver…

Es ahí donde deberíamos recapitular sobre todas las acciones que estimamos convenientes que el otro hiciera para resolver ese problema y saber si realmente funcionaba o si lamentablemente estamos en las mismas de aquel que criticamos por no resolver ese problema…