Temblo?…

Si, temblo! Coño, otra vez! Aunque estemos seguro que paso, lo preguntamos!

Realmente en mi isla estamos viviendo un momento muy lamentable. Soy del sureste de la isla, y aún aquí vivimos a la expectación, sentimos esos movimientos de tierra que nos quitan el sueño y La Paz.

Pienso en mis vecinos de Ponce a Yauco y paso de la tristeza a la angustia… despertar y tener que salir a la calle corriendo porque temblo y ver atrás y saber que lo perdiste todo… es realmente impactante, fuerte… doloroso. Nuestra gente no solo necesita un techo, necesitan paz emocional y seguridad.

Pienso en los

Sobrevivimos el huracán María! Pero en nada se asemeja… a pesar de haber sido un moustro, uno sabía que llegaría entre hoy y mañana por así decir y que pasado mañana se estaría retirando de nuestro país. Por lo que había que prepararse. Que no nos preparamos para lo que vino? esos son otros 20 pesos, como se dice aquí…

Pero los temblores no se avisan, su magnitud tampoco ni donde será el próximo.

Que nuestra generación no habíamos experimentado esto?… puñeta, no! Ni siquiera imaginamos cómo sería!

Que a pesar de que se nos educa, no se había vivido y la mayoría andábamos de oídos sordos… totalmente cierto!

Lo que si sabemos es que no podemos predecir cuándo vendrán, cuando cesarán, ni si en la próxima nos tocará a nosotros…. es angustioso!

Solo nos queda tener nuestros planes familiares, la mochila lista y confiar en Dios. Muchas oraciones por nosotros!

El problema de otro…

Irónicamente el problema de otro para nosotros ni siquiera es un problema…

Y si nos llegará a pasar la situación que tiene ese otro ya lo tuviésemos resuelto…

Hasta que el problema de otro se vuelve el nuestro y entonces nos percatamos de que no era tan fácil salir de el… o nos damos cuenta que nuestra situación es semejante a la del otro e igual esta sin resolver…

Es ahí donde deberíamos recapitular sobre todas las acciones que estimamos convenientes que el otro hiciera para resolver ese problema y saber si realmente funcionaba o si lamentablemente estamos en las mismas de aquel que criticamos por no resolver ese problema…