Sobre mi…

1.  Creo en Dios.  Pero guardo cierta rebeldía contra la iglesia.  Por ejemplo me gustan los pantalones.  Antes no los usaba porque me enseñaron que era pecado.  Hoy no los uso con tanta frecuencia porque no me quedan bien.

2.  Me siento en pareja y siento y actuó como que estoy en una relación aunque solo sea la chilla, corteja, o la amante de el.

3.   Me encanta el sexo!  Puedo tener relaciones todos los días, por supuesto que con mi pareja, mi amado Ruben.

4.  Me masturbo con frecuencia y tengo mi vibrador!  Y aunque la experiencia es rica no se compara cuando estoy con el.

5.  Con mi pareja tengo sexo oral, y práctico el sexo anal.  Me lo disfruto!

6.  No se bailar y siento vergüenza de que en intento haga el ridiculo.

7.  No hablo de mi, ni de mis intimidades con nadie con excepción de mi Ruben.

8.   Creo en el amor!!!  Aunque aveces me siento algo decepcionada.

9.  Se me olvidan muchas cosas con demasiada frecuencia y me asusta!  Me preocupa que en algún futuro sea paciente del Alzheimer.

10.  Siento temor con lo rápido qué pasa el tiempo y lo poco que lo disfrutamos. 

Preparando el terreno…

Antes de hablar con mi madre sobre el asunto de la relación, sente a mis hijas para que supieran lo que estaba próxima hacer…

Les expliqué como me sentía y les dije que aunque la verdad en ocasiones es dolorosa y tiene consecuencias que en posiblemente son aquellas que impidieron en algún momento decirlas, se hacen necesarias para que las cosas aunque no parezcan, mejoren o pase lo que debio pasar hace mucho y tanto temimos y ahora corramos el riesgo de que sea peor.

Mi madre como ya les he dicho siempre ha sido una señora de caracter fuerte y con una regla bastante ajustada para medirnos a sus hijos.  Tiene raices religiosas fuertes “pentecostes de los de antes”… pues de aquellos quedan pocos ya.   Ella a todo le llama pecado… todo lo ve desde el marco religioso.  

Aunque debo de aceptar que estoy en una relación que la iglesia condena ampliamente pues él, es un adultero y yo, una fornicaria.   Caso aparte la sociedad juzga severamente este tipo de relación.  

De todas formas habia tomado una desición.  Queria decir la verdad.  No se si mañana Rubén ya no forme parte de mis dias.. igual queria volver a sentir la libertad que te da decir la verdad.  Queria quitarme esa presión y estar en paz… el temor a que lo descubrieran dejó de ser hace mucho un detonante de picardia entre el y yo… prefiero conocer reacciones a tener que manejar un fantasma en mi imaginación.

Mi hija mayor, lloró e intentó persuadirme para que no lo hiciera.  Manifestó su coraje hacia mi pareja y me dijo lo único que deberías hacer es olvidarte de él, no sé que te hace falta para entender que él no te quiere.  Pero igual, me dijo que le preocupa la salud de su abuela y su reacción, le preocupaba como sería su abuela con ella a partir de conocer la verdad.

Mi hija menor en cambio me dijo hace mucho que esperaba eso de ti… debistes decirlo desde un principio, tu me enseñastes que la sinceridad es una virtud de las más hermosas que tiene una persona y yo me sentia orgullosa de que siempre la dijeras.  “Voy a ti mamá y sino te va bien, lloramos juntas”.  Me dijo además, que aunque no entendia porque decirlo en este momento en que todo estaba tan lejano entre el y yo… le parecia bien!!!  “Espero que lo hagas por ti”.

Y sí, lo hice por mi.  A Rubén esto no le afecta y creo que si le hubiera consultado me hubiera persuadido para que no lo hiciese.  Muy profundo en mi corazón me atrevo asegurar que prefiere que no arriesgue cosas por esto, ya que él no lo haría por mi..

Mensajes…

Recuerdo que cuando murió mi abuela materna estando en el cementerio una señora mayor “viejita” llamo mi atención porque se cayó de sus propios pies…  llevaba una sombrilla negra en sus manos y al levantase del suelo pasaba justo al frente de ella y se me acercó y me dijo que había ido aquel sitio a verme.  Nunca antes había visto a esa mujer… la mire y le pregunte que quien era ella?  Entonces me dijo “a percibida estas, cortalo ya… me dijo que ya había sufrido mucho y que sufriría más sino me apartaba de aquella relación.. También dijo que el hombre con el que estaba no era mio…” me asuste y de repente ella desapareció del lugar… al levantar la mirada busque con ella a mi pareja y el me miro como si supiera lo que paso…
Luego me contó que su mamá le había llamado por teléfono para advertirle que en donde estaba había alguien que no le hacía bien, o algo asi… nunca antendi.

No creo en esas cosas… pero se que pasan..

Días después a mi trabajo fue una dama a la ventanilla y cuando la fui atender me dijo que traía un mensaje para mi… “que sufriría mucho por ese amor… que al final veía paz en mi corazón pero Muchas lágrimas y dolor en mi… cicatrices profundas que no sellarian jamas…”

En días pasados el me comentó que una señora que vivía en el mismo lugar que el se le acercó y le advirtió “haber visto que una mujer quería enredarlo y que le habia hecho un trabajo, que eso le costaría Muchas situaciones pero que el se iba a safar” o algo similar.  Estaba tranquila pues sabía que yo no había preparado nada para unirlo a mi… vuelvo a repetir que no creo en esas cosas, pero tampoco creía que hubiese otra persona pues no me lo hubiera dicho. 

Aunque se que la gente hace ese tipo de trabajos.. y yo creo en el bien y por lo tanto en el mal nunca he acudido a ellas. No va con mis creencias.

Una de estas mañanas después de eso… me levante y  fui hacer unas compras.. me acompañaba mi hija menor.. veo esta senora cerca de las cajas de pago que dirigiéndose a mi me dice “dama, me permite?  Pensé que me daría algo pues llevaba unos papeles en mano… al acercarme me dijo “ella, tu y otra más… no son imaginaciones suyas que sienta que el a cambiado con usted…  lo veras, lo vas a descubrir y si pones atención sabrás de quien se trata.. piensalo y descubrirás Muchas cosas que te pasaron por creer en el. Pero veras ella no es como tu… el aprenderá la lección” me fue a dar una tarjeta y no la acepte… inmediatamente un malestar se apoderó de mi… deje mi hija pagando y fui al baño no pude contener las nauseas…  pase el día completamente depresiva y a pesar de no querer darle crédito a sus palabras me retumbaban una y otra vez… conectaba una cosa con la otra y todo encajaba.. un dolor agudo se apoderaba de mi…

En la tarde a instancias de mi hija que quería salir, acepte darle una vuelta en el vehiculo.  Me pidió que fuéramos a un pueblo qu queda a una hora y media de mi casa que inauguraron recientemente el área del malecon.  Ese pueblo queda un pueblo después del pueblo que el trabaja y a unos 40 minutos de la casa de el… la realidad es que no es día de trabajo, por lo que no hay razón para que el estuviese alli…  Pero de camino allá, el me llamo.  Mientras hablabamos iba intentando controlar mi ansiedad y poco a poco me fui sintiendo mejor… entonces escuche el parabrisas… el mio también sonaba… es que llovía fuerte.  El me dijo que llovía y me prefunto que si para mi también? Le dije que si, entonces vi su auto detenido en el carril extremo de la carretera… las nauseas me volvieron… yo iba hablando con el… la lluvia era fuerte… pase de largo y ahi el término la llamada, se despidió de mi… me detuve más al frente a devolver… pero en ese intervalo no lo vi pasar… a los minutos tome valor y le pregunte por mensaje de texto que donde estaba??  Luego de varios minutos me contesto que iba por un pueblo que queda como a quince minutos  de donde  trabaja en dirección contraria a la mia..

Lo dicho y lo que pasó… dejaron mi mente plagada de dudas, sobretodo de dolor…  vienen a mi mente tantos pensamientos,  ninguno de mi agrado…

La mentira…

Una mentira conlleva a otra mentira.

El que miente en lo poco, miente en lo mucho.

Esta quien miente deliberadamente.. igual miente quien oculta la verdad..

Una verdad a medias es una mentira…

No puede prosperar nada, ni siquiera el más sublime de los sentimientos si esta cimentado en una mentira..

Soy capaz de perdonar una dolorosa admisión, de lidiar con una verdad… pero una mentira lacera confianza para siempre…