Regalo de Santa…

Luego de mucho pensar cuál sería el regalo perfecto para mis sobrinos e hijas, opté por llevarlos nuevamente a un trip por la isla! Empecé en la búsqueda del área que escogería para el mismo, seleccione el pueblo de Cabo Rojo. Aunque lo he visitado en otras ocasiones y hasta en compañía de ellos, aún nos quedaban algunos lugares sin visitar…

Prepare una agenda programando cada uno de los lugares que visitaríamos, estableciendo un tiempo para estar en cada lugar. Alquile una villa en la que podríamos pernoctar los 7 y alquile una mini van para ir todos juntos.

Ya con todo separado, invite a Rubén a que formará parte de nuestro trip con sus dos hijas. Con posterioridad a ese día, me confirmó que estarían acompañándonos a nuestro trip navideño por lo que separé una habitación más para ellos.

Aún mis sobrinos no lo conocían a él y mis hijas no conocían sus hijas… evalué de forma minuciosa si debía notificar al resto de la familia que Rubén nos acompañaría, pues aún mi madre no lo conoce y nuestra relación sigue siendo un tabú, pero luego de varias semanas de meditarlo, decidí que es mejor pedir perdón que permiso y prefería no echar a perder el plan.

A un día de nuestra salida se incorporo a nuestro trip un primo mío que visitaba la isla junto a sus tres hijos. Esa mañana acorde con Rubén hacer una breve parada en un fast food a inicios de camino para que nuestros chicos se conocieran. Antes de detenernos les anuncié a mis sobrinos que tengo una pareja y que el y sus hijas estarían acompañándonos a los lugares!

El encuentro se realizó sin ninguna incidencia. Viajamos al oeste, luego de desayunar. Visitamos cada uno de los lugares programados! Fue genial! Los chicos compartieron y el viaje resultó ser divertido para todos!

Al finalizar estaba contenta! El regalo de navidad fue del agrado de todos!!!

Anuncios

Miedo a los aviones…

Viajar!! Un gran sueño que el miedo a los aviones no me ha permitido cumplir!

De niña y les recuerdo que soy puertorriqueña, tenía familia que residía en New York, Philadelphia, Orlando y en Republica Dominicana. Todos mis parientes en el extranjero tal vez porque era la nena de la casa querían que les visitará en alguna de mis vacaciones ya fuera de verano o la navidad! Pase toda mi infancia sin dar un viaje! Mi hermano mayor los visito a todos por mi!

De adolescente, solo quedaban fuera de la isla, la familia de New York, pero igual nunca tuve la valentía de animarme y visitarles! Sin embargo para esta época, me sentaba junto a mis dos mejores compañeras de clase y un mapa mundial y marcábamos todos los sitios que íbamos a visitar! Finalmente no sé si ellas logró visitar algún otro lugar pero yo que era la que me dedicaba a estudiar los lugares y buscar revistas donde pudiéramos ver fotos, no lo hice!

Durante los años que estuve casada con el padre de mis hijas, el dio múltiples viajes y yo nunca quise acompañarle! No se que pesaba más para negarme si el miedo a los aviones o el temor a estar lejos de casa solamente con el! Lo cierto es que En una ocasión dijo que entendía que la razón por la que me gustaba quedarme en casa es porque la pasaba bien sabiendo que el estaba lejos y termino incluyéndome en su viaje que en esta ocasión era a la republica dominicana!

El viaje al aeropuerto me pareció eterno y el del avión, con todo lo corto que es, pensé que no terminaría nunca! Al montarnos al avión el había seleccionado un asiento que no estaba al lado mío! Me tocó un señor de edad madura… cuando el avión hizo su primer movimiento lo único que pensaba era en salir corriendo a la puerta… cuando fue a despegar me aterre y apreté al señor, aunque le pedí disculpas y le expliqué que era mi primera vez u que estaba aterrorizada! Pase esos 25 minutos sin poderme despegar de su lado!

Ya allá! Les puedo decir que encontré muchos sitios hermosos y que si no hubiera sido por la compañía el viaje hubiera sido espectacular! Llegada la hora de regresar, el miedo estaba allí de nuevo. En esta ocasión me tocó una dama a mi lado, de inmediato le conté que tenía miedo y ella fue solidaria en mi susto! Ja ja ja

A mis hijas les hable de viajar y si ellas hubieran sido receptivas a pasar por la experiencia creo que hubiera hecho el sacrificio!

Recuerdo que en una ocasión, buscando una alternativa para separarme del padre de mis hijas pensé huir con mi hija a los EU pero finalmente no me atreví! No solo sería el miedo al avión sino el miedo a los desconocidos.. no sabía exactamente que sería peor para mí hija…

Pasados los años, hoy mi hija de 19 años está en su primer viaje y si me sigues conoces esa historia ya! Pero ayer Ruben me dijo saca el pasaporte que vamos a viajar! Y me dijo luego te envió una lista de los sitios que por mi parte quiero que visitemos y evalúas… la lista leía así Dubrovnik, Croacia; Santorini, Grecia; Capadocia, Turquía, etc… OH My God! No es que no sean lugares maravillosos, es que lo menos que dura ese viaje de donde vivo serían dos días… hasta de leerlos sentí pavor!

Muchas emociones juntas!…

Llego el día de la partida de mi hija! Gracias a las palabras de ustedes en un post anterior sobre este particular, me sentia más tranquila.

Verla en el aeropuerto desenvolverse luego de darle mis instrucciones, consejos y bendición! Me daba alegría! Después de todo, un mes pasa rápido!

Y allí iba ella con mis dos sobrinos que ya regresaban con sus padres quienes le esperan tan ansiosos como yo; ellos por su regreso, y yo por su partida!

No me fui de allí hasta que vi desaparecer sus figuras por completo! Y fue imposible que las lágrimas corrieran por mis mejillas.

En el carro me detuve a esperar a que la emoción bajara! Tenía un mensaje de Rubén indicándome donde nos veríamos! El me había invitado a conocer sus hijas cuando saliera del aeropuerto! Nada sería como lo había planificado y como se los comparti en un post hace algunas semanas atrás…

Llevaba un romper negro en cortos! Si lo hubiera pensado mejor está mañana, hubiera optado por uno largo! Algo más discreto! Pero había llegado el momento…

En efecto, este día no dejaba de ser el adecuado, ni siquiera nervios tenía, la partida de mi hija me había mantenido la mente ocupada… Estaba lista!

Salí al lugar, Ruben pasaría con sus hijas unos días en un hotel. Me había dicho que cuando llegara le avisara, bajaría y me las presentaría e iríamos a comer algo! Al bajarme del carro camine con desicion al lugar acordado! Tire una foto de lo que tenía frente a mi vista… entonces el me contestó con un bajamos ahora…

Las dudas comenzaron aparecer… como me recibirán? Debía de estar lista para todo! Entonces sonó mi celular! Era Ruben ! Me dijo, “no te veo! Y estoy justamente parado en el lugar donde debiste haber tomado la foto!” Estaba justo al frente al cruzar la calle, solo que un vehículo nos tapaba… lo vi! El corazón me dio un vuelco, había dos nenas cerca de el!

Pase por detrás del carro y cruce la calle, la nena mayor miro… no sabía porque pero sentí que me reconoció. Inmediamente se voltio y tocó su hermanita para que me viera y se quedó mirando a otro lado! Persibi su susto y eso me apenó! Ruben me beso los labios ligeramente y me las presento! Acto seguido, dijo que iríamos a comer, mostrando un restaurante al otro lado de la calle!

Nos encaminamos hacia el lugar y seleccionó una mesa para cuatro! La menor a pesar de estar callada no lucia nerviosa, en cambio la mayor mostraba en cada uno de sus movimientos el stress que la causaba la situación! Ya me había transmitido parte de el y aunque quería aliviar su tensión no sabía cómo hacer! Poco a poco mientras comíamos vi que empezó a relajarse un poco! De repente hasta me hablo!

Al salir del lugar, caminamos a una heladería cercana a petición de la nena menor! Debíamos cruzar varias calles y de repente en una de ellas, la hija mayor de Ruben me tomo la mano, al mirarla con sorpresa, ella me sonrió!

El lugar es sumamente pequeño, Ruben y su hija menor entraron al lugar y yo permanecí con la mayor afuera… busque hablarle y ella aceptó de buen agrado! Nos sentamos en un parquecito cercano y luego bajamos!

Rubén entró en una negocio a comprar algunas chucherias para llevar al hotel! Entendía que al salir de allí, era el momento adecuado para despedirme! Sin embargo , Ruben me invito a subir y ante la mirada de sus hijas no supe negarme! Me parecía que el ambiente sería muy íntimo allá y no quería que sus hijas de alguna forma fueran a sentirse incómodas nuevamente!

Al llegar, había una pequeña sala pues tenían una suite! Me senté en el sofá y prontamente sus hijas salieron de nuestra vista!, y sentí que la tensión había regresado! No podía dejar de pensar que pensarían ellas! Ruben estaba cómodo con la situación, se había acostado en el sofá y posó su cabeza en mi falsa! De repente, la mayor apareció y me pregunto cuando me iría? Y de seguido dijo que no era que quería que me fuera sino que quería decirme que le gusto conocerme! Sonreí y le dije que a mi también!

Al desaparecer nuevamente entendí que debía irme, a pesar de que Ruben me pidió que me quedara, al menos hasta que mi hija me llamara y me dijera que todo estaba bien, igual no acepte!

Entonces camine a la habitación a despedirme de sus niñas! Cuando me acerqué pensé si sería prudente darle un beso pero ella me echo los brazos y me abrazo… la menor miraba con ojos grandes! Y me despedí de ella pensando si ahora me rechazaría!

Les dije que había hablado con su papá para ver si sacábamos un día en sus vacaciones para que fuéramos a un parque acuático, ellas se pusieron contentas con la idea y eso me agrado!

Llegando a mi vehículo para partir a mi hogar, mi hija me llamo que había llegado bien!!!

Un mes sin ella…

dlmMi hija menor, la que vive conmigo se irá a pasar el mes de julio en la casa de mi hermano menor en los Estados Unidos, donde fue a residir después del huracán Maria!

Hasta ahora me había sentido fuerte y hasta contenta con la idea de que mi hija tuviera esta experiencia… a dos semanas del viaje me siento ansiosa ante la idea de que no estará en casa por un mes… hasta la idea me hace sentir sola, siento que un mes es demasiado y lo único que se me ocurre es echarme a llorar…

PD. La foto es de mi portafolio personal